Última semana legislativa, pero sin definición para sesionar

26 grudnia 2018

La última semana de sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación podría terminar sin ninguna discusión en el recinto.

Diputados y senadores afrontan los últimos días del año sin contar con la seguridad de tratar los numerosos temas que quedaron sin debate por la diferencia que separaron a oficialistas y opositores.

En Diputados, las bancadas antikirchneristas pedirán la realización de una sesión especial con el propósito de tratar varios proyectos de ley entre los que figura una reforma del Indec, que rechaza el oficialismo.

Mientras, diputados del bloque de PRO anunciaron que presentarán un pedido para extender el período de sesiones ordinarias del Congreso, según anticipó la legisladora Laura Alonso, con el objetivo, entre otros temas, de tratar el presupuesto 2011, algo de muy difícil concreción a partir de que el oficialismo no tiene intenciones de alterar el proyecto.

En la cámara alta, el oficialismo condicionó su presencia en el recinto a que la oposición se avenga a elaborar una „agenda razonable” que no „lesionen al Gobierno y afecten nuestras políticas”, según dijo el titular de la bancada oficial, Miguel Pichetto.

En Diputados, el reclamo por la sesión especial será realizado por los bloques del radicalismo, Generación para un Encuentro Nacional (GEN), Libres del Sur, el socialismo y Solidaridad e Igualdad, quienes emplazaron a la Comisión de Presupuesto y Hacienda para que realice una reunión a fin de dar tratamiento al Presupuesto Fiscal 2011.

Las bancadas opositoras reclamaron también el tratamiento de un proyecto tendiente a lograr la suspensión de las ejecuciones judiciales, así como una iniciativa que apunta a modificar el funcionamiento del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), fuertemente resistido por el oficialismo.

Otra iniciativa, que también rechaza el oficialismo, es la que prevé regular la publicidad oficial y también un proyecto sobre reformas en el Impuesto a las Ganancias.

También apuntan a la investigación y producción pública de medicamentos, materias primas para su producción, vacunas y productos médicos; trasplante de órganos y materiales anatómicos en donantes vivos y una modificación de la ley de Defensa del Consumidor.

En el Senado, el oficialismo dijo que concurrirá a la doble sesión convocada desde comienzos de mes siempre que la oposición acepte lo que considera „una agenda razonable de temas” para debatir.

El titular de la bancada oficial, Miguel Pichetto dijo que „la falta de voluntad para sesionar que demostró la oposición en la Cámara de Diputados arroja dudas sobre la posibilidad de sesionar en la última semana de noviembre” y que las deliberaciones „dependerán de cuál sea la postura de la oposición”.

El legislador dejó en claro que para el oficialismo „toda agenda que implique iniciativas que lesionen al Gobierno y afecten nuestras políticas es responsabilidad de la oposición seguir el quórum, que, me parece, no tienen”.

La definición puso en suspenso la realización de las últimas sesiones, en las que la oposición se ilusionaba que imponer el debate sobre temas centrales para su agenda política, como la reforma de la Magistratura, la imposiciones de límites a los decretos de necesidad y urgencia y la eliminación de los llamados superpoderes.

Trener personalny Kraków
Zabawki edukacyjne

Los legisladores del arco anti-K tiene en agenda desde hace meses esos temas pero ya manifestaron la imposibilidad de conseguir por sí mismos el quórum de 37 senadores.

No obstante podría haber una de las dos sesiones si los sectores enfrentados acuerdan la discusión de temas que no presentan mayores conflictos políticos, como la regulación de empresas de medicina prepagas, un nuevo marco legal para asuntos de salud mental y la incorporación a los salarios de los pagos no remunerativos para trabajadores privados.

Un dato adicional que puede convertirse en decisivo reside en la necesidad del oficialismo de responder en el recinto a temas de carácter institucional que precisa el Poder Ejecutivo como la autorización a la presidenta Cristina Fernández para que pueda realizar viajes al exterior.

También exige la aprobación del Senado los pliegos de ascensos que determinarán los nuevos destinos militares de los jefes castrenses, que se promueven antes de fin de año.

No Comments

Dodaj komentarz

Twój adres email nie zostanie opublikowany. Pola, których wypełnienie jest wymagane, są oznaczone symbolem *